El Chapulín Colorado

Otros

El Chapulín Colorado

Más ágil que una tortuga… más fuerte que un ratón… más noble que una lechuga… su escudo es un corazón… es… ¡El Chapulín Colorado!

No necesitaba superfuerza, ver a través de los objetos, lanzar rayos con las manos ni capacidad de volar. El Chapulín Colorado sólo necesitaba de su «ingenio» particular, sus cachivaches y por qué no decirlo, un poco de suerte. Pero tan sólo esas habilidades especiales le bastaron para ganarse un hueco muy grande en el corazón de millones de personas que lo vimos en los 80 y principios de los 90 en España. ¡Síganme los buenos!

Este superhéroe mexicano fue encarnado por el genial humorista o supercomediante Roberto Gómez Bolaños más conocido como Chespirito quien nos dejó en Noviembre de 2014. Chespirito es considerado un icono del humor y la actuación no sólo en su México natal sino en toda América latina, España y EEUU. Sus actuaciones socarronas, llenas de juegos de palabras, energía y entrega han dejado una huella indeleble en nuestro más profundo ser infantil.

Uno de sus más famosos personajes es el Chapulín Colorado, el superhéroe mexicano por excelencia con el permiso de El Zorro enmascarado. Este personaje nos demostró que no hacía falta estar supercachas, ser joven y tener superpoderes para desfacer entuertos, ayudar a los necesitados y proteger al inocente. Todo comienza cuando alguien grita desesperadamente «¡Oh, y ahora ¿Quién podrá defenderme?!» seguidamente escuchamos el famosísimo «¡YO!», quizá el monosilábico más conocido de la televisión.

A partir de ese momento empezaban las simples historias del Chapulín que, ayudado por sus objetos inseparables como el martillo Chipote Chillón, la Chicharra Paralizadora o las pastillas de Chiquitolina, podía golpear, paralizar y empequeñecer al enemigo a voluntad.

La serie de El Chapulín Colorado empezó a emitirse en 1970 en México (ya ha llovido ) y en 1973 ya era popular en toda América latina. Desde su idioma original, el español, fue traducida al inglés, alemán, japonés, portugués, francés e italiano. En mi casa, el Chapulín era una serie que no nos podíamos perder junto con la de El Chavo del 8 también de Chespirito. En efecto, en España también fue muy popular. ¡No contaban con su astucia!.

El punto fuerte de el Chapulín Colorado nunca fue su físico o su inteligencia, sino  su determinación, la cual le ayudaba a solucionar los problemas a pesar de su cobardía y debilidad.

Para muestra un botón: En una entrevista concedida por Roberto Gómez Bolaños al programa argentino La noticia rebelde en 1987, habló de lo que el Chapulín era en relación a los super héroes estadounidenses como Batman o Superman:

“No son héroes. Héroe es el Chapulín Colorado, y esto es serio. El heroísmo no consiste en carecer de miedo sino en superarlo. Aquellos no tienen miedo, Batman, Superman, son todopoderosos, no pueden tener miedo. El Chapulín Colorado se muere de miedo, es torpe, débil, tonto, etcétera, y consciente de esas deficiencias se enfrenta al problema, es un héroe, y pierde, otra característica de los héroes, y los héroes pierden muchas veces, después sus ideas triunfan, pero mientras tanto el héroe… ¿Cuántos fusilados conocemos?” 
¿A tí también te gusta el Chapulín Colorado?. Lo sospeché desde un principio…
ManuelPastorino