Batman con armadura. Película Batman vs Superman

Figuras DC

Batman con armadura. Película Batman vs Superman

Para Bruce Wayne, Superman supone claramente un peligro para la sociedad. La rivalidad entre ellos es enorme y nada puede disuadirlos de librar esta guerra. Sin embargo, surge una nueva y oscura amenaza que pone en peligro al mundo.

Con este planteamiento comienza la tan esperada película de 2016 Batman contra Superman. Y cuando digo esperada, lo digo con razón. Sólo tenemos que ver algún vídeo de la Cómic Con de Nueva York de 2015 cuando se anunció por primera vez esta película. Tan sólo hay que escuchar los gritos y aplausos de la gente para darse cuenta las ganas que había de ver a estos dos mastodontes del mundo de los superhéroes juntos por primera vez en el cine. Hasta ahora habíamos tenido películas de Superman y Batman por separado pero verlos juntos y además enfrentados era algo tan novedoso y esperado que el llamdo «hype» se disparó por todo lo alto.

La novedad no era sólo juntar en el mismo filme a los dos iconos de DC Cómics, sino que por primera vez, el papel de Batman estaría a cargo de Ben Affleck. Como suele ocurrir, no todo el mundo estaba de acuerdo de que Affleck fuese un buen Batman, pero nos calló a todos la boca. Ben se entrenó a conciencia y a día de hoy es, al menos para mí, el mejor Batman del cine. No sólo por su actuación sino también por su presencia física y escenas de acción que se comen la pantalla. Su look bebe mucho del cómic y por fin pudimos ver a Batman con el traje gris como en los cómics. A eso se añade un nuevo diseño de su símbolo y un físico envidiable que rellena el traje como ninguno.

Pero la presentación de este Batman no fue la única novedad de esta película, sino la de otra heroína que tampoco vimos nunca en la pantalla grande: Wonder Woman. Su aparición final con su traje, escudo, espada y lazo fue un subidón impresionante que hace que la película gane enteros. Interpretada por la guapísima Gal Gadot, fue otro ejemplo de cómo al principio no gustó a casi nadie la elección del casting, pero ahora no concebimos al personaje sin ella.

Lamentablemente esta película no tuvo demasiada acogida en la crítica en general, se le ha tachado de oscura, incompleta, inexplicada y con fallos de guión. Y es que se trata de una película del director Zack Snyder y el elemento oscuro, el slow motion y los simbolismos están presentes en sus películas. Aquí se nos cuenta una versión diferente de estos personajes, la posibilidad de que Superman se vuelva malvado y use sus enormes poderes para su beneficio o para controlar a la humanidad (cosa que, para los que conocemos a Superman, resulta muy improbable en el canon oficial). También se nos muestra la desconfianza de Batman tras presenciar la destrucción de parte de Metrópolis tras la lucha entre Superman y el general Zod. Pero también nos trasmite el amor de Superman por los suyos y su responsabilidad ante la humanidad por la que se sacrifica.

En esta ocasión, he querido «maniqueizar» a  Batman con la armadura que él mismo se construye en esta película con la que se enfrenta a Superman. Armadura que nos recuerda a la que usó en el cómic de Frank Miller «El regreso del Caballero Oscuro». Una armadura tosca, pesada y resistente preparada para luchar contra el  ser más poderoso que conoce. Eso sí, la armadura no le hubiera servido de nada sin la lanza de kriptonita que se fabricó con un fragmento de este mineral que llegó a la Tierra. Lanza que también he recreado.

Sólo Batman podría reunir las agallas y la inteligencia sufcientes para enfrentarse a Superman y debía de sentirse muy seguro de sí mismo para decirle: «Dime…¿Tú sangras?. Sangrarás»

Manuel Pastorino