Agente «J». Men in Black

Figuras Peliculas

Agente «J». Men in Black

El jefe Z se dirigió a un joveníisimo y novato James Edwards y, con tono serio y autoritario le dijo «Edwards, a ponérselo. El último traje que usará». Y efectivamente, fue el traje que usaría  mientras perteneciera a la organización a la que estaba a punto de pertenecer, los Hombres de Negro o Men In Black.

Ese traje de chaqueta negro, camisa blanca y corbata negra será su uniforme de trabajo y lo vestiría todos los días a partir de ese momento sin olvidar las gafas de sol que le evitarían ser «flasheado» o perder la memoria a corto plazo después de usar el neuralizador contra los testigos oculares que habían presenciado la existencia de extraterrestres en nuestro planeta.

Darrell James Edwards III era un policía de Nueva York que descubrió que cierto individuo al que perseguía era un alienígena, el protocolo de los Men In Black era flashear al testigo y atrapar al alienígena «sin papeles» pero Con Edwards, el Agente K hizo una excepción. Decidió enrorarlo a la organización de los MIB enseñándole todo lo que sabe. Desde ese momento pasó a llamarse Agente J y a vestir el traje negro con las gafas. Las condiciones eran muy claras:

«Usted no existe. Jamás ha nacido. El anonimato es su nombre. El silencio su lengua nativa. Ya no forma parte del sistema. Está por encima del sistema, sobre él, más allá de él. Somos eso, somos ellos, somos los hombres de negro. Los Men in Black.»

Los Hombres de Negro son agentes especiales que forman parte de una unidad  secreta del Gobierno. Su misión consiste en controlar a los alienígenas que viven en la Tierra y actuar contra los que se encuentran en situación irregular o cometen algún delito.

Para ello se sirven de tecnología muy avanzada, de armas súper desarrolladas y sofisticadas, de vehículos alucinantes, de sedes equipadas con la última tecnología y de personal preparado para solventar cualquier contratiempo con los seres extraterrestres.

Los men In Black surgieron originariamente de un cómic publicado en 1990. Marvel cómics se hizo con los derechos de las historias en 1994 y se lanzó la primera de sus películas en 1997, la segunda en 2002, la tercera en 2012 y la última, Men in Black Internacional, en 2019. Las tres primeras son coprotagonizadas por el gran Will Smith encarnando al Agente J junto a Tommy Lee Jones haciendo lo propio con el Agente K.

Es el agente J, Will Smith, el que he querido «maniqueizar» en esta ocasión. No he querido dejarlo sin su Neuralizador, imprescindible para preservar la existencia de los alienígenas en la Tierra sin ninguna intervención de los humanos. La ropa está totalmente echa con pasta de porcelana, nada es de tela, de ahí que las articulaciones han de estar libres para que se pueda mover o posturear con total libertad.

Jamás podré olvidar a Frank, el perro parlante de la raza carlino o pug que apareció en las dos primeras películas también perteneciente a los MIB. Me encanta la escena en la que Z le asigna a J un compañero, a Frank y aparece con su traje de chaqueta negro:

-«¡J espera!, gracias por la oportunidad, me veía de botones toda la vida»

-El traje fuera

-Claro , compañero, lo que tú digas. Está mal que yo lo diga pero creo que el traje realza mi figura, no es que tenga problemas con las señoras pero cuando tienes que estar a la altura hay que… ¡Guau, menudo buga, cómo mola!

Y a continuación, Frank canta en el coche… No tiene desperdicio.

 

Manuel Pastorino